Dióxido de Cloro

Es un excelente agente bactericida, microbicida y alguicida, además de respetuoso con el medio ambiente y se trata de un oxidante selectivo que ataca tanto las bacterias planctónicas, como sésiles, desinfecta superficies y reduce rápidamente las biopelículas que suelen formarse en las redes de distribución.

Es muy efectivo contra bacterias, esporas, virus y organismos patógenos resistentes, como es el caso de la Legionella, los quistes amébicos, quistes de Giardia, E. Coli, y Cryptosporidium y virus de la hepatitis, entre otros.

Es también un óptimo producto para el control de corrosión, incrustaciones y depósitos, de tuberías y tanques de almacenamiento, aumentando así su duración.

Se utiliza sobre todo en la desinfección de aguas potables, residuales e industriales, para el control del crecimiento de algas en los procesos industriales y para tratar el agua de los sistemas de refrigeración. El ClO2 es un fuerte oxidante, pero no clorante y por lo tanto no produce subproductos clorados por reacción con trazas de sustancias orgánicas (no forma trihalometanos).

En varios países como Estados Unidos, Alemania o Reino Unido, el dióxido de cloro es el sistema de desinfección más utilizado en aguas potables y la mayoría de los expertos reconocen que el ClO2 es actualmente el mejor desinfectante para este sector.

La molécula de Dióxido de Cloro está compuesta por un átomo de Cloro y dos de Oxígeno (ClO2) y podemos enumerar como principales características:

-Peso molecular 67.457

-Punto de fusión –59°C

-Punto de ebullición +11°C

-Temperatura critica 153°C

-Tensión vapor a 0°C 490 Torr

Es el resultado de la reacción química: 5NaClO2 + 4HCl = 4ClO2 + 5NaCl + 2H2O

Ventajas Comparativas

Características y Utilización

Sistema de Producción

Nuestros Generadores

Ventajas respecto al Hipoclorito de Sodio en tratamientos de agua

 

Las elevadas características y calidades  específicas del dióxido de cloro permiten unos resultados óptimos y generalmente muy superiores a otros sistemas de desinfección como cloro, rayos UV, ozono, etc...

El dióxido de cloro tiene innumerables ventajas respecto a la utilización del hipoclorito de sodio (cloro líquido) y otros productos desinfectantes en el tratamiento de aguas:

• Mayor capacidad oxidante frente a bacterias, virus, esporas, algas, etc., que supone además, conseguir una gran efectividad, utilizando poca cantidad de producto.

• Su acción no se ve afectada por las variaciones del pH.

• Eficaz acción biocida y germicida frente a muchas especies resistentes al cloro, (ferro y sulfo-bacterias, algas, legionella, salmonella etc.)

• Acción germicida en la mitad de tiempo que el cloro, reducción de espacio y costes de los eventuales tanques de contacto.

• Mayores tiempos de permanencia en la red, con mayor efectividad en tuberías de distribución largas.

• No forma compuestos clorados, capaces de alterar las características organolépticas de las aguas tratadas, con formación de olores y sabores desagradables.

• No forma trihalometanos y cloraminas, compuestos muy peligrosos y cancerígenos.

• Excelentes propiedades desodorizantes en fase de pretratamiento, gracias a la oxidación de compuestos orgánicos con bajísimos niveles de perceptibilidad.

• Ausencia de reacción con el ion amonio eventualmente presente en las aguas que permite al dióxido de cloro de mantener sus excelentes capacidades germicidas

• Ausencia de reacción con el ion bromuro (a diferencia del ozono), evitando la formación de compuestos orgánicos de bromo.

• Elevada solubilidad en el agua, incluso a temperatura relativamente elevada, lo cual  incrementa su rendimiento.

• El Dióxido de cloro ClO2, elimina las biopelículas en los circuitos de tuberías y depósitos  impidiendo posibles rebrotes bacterianos.

• Elevado nivel de solubilidad en el agua, incluso a temperatura relativamente elevada, lo cual incrementa su rendimiento.

•En la prevención y el control de la bacteria de la Legionella, el dióxido de cloro es actualmente el producto más efectivo y económico.

 

 

 

CARACTERÍSTICAS Y UTILIZACIÓN

 

generadores de dioxido de cloro, CLO2 efectivo contra esporas, organismos, patógenos resistentes, como es el caso de la LegionellaEs un desinfectante químico de elevadas características. Aunque el ozono es considerado como el mejor oxidante, el Dióxido de cloro (ClO2) en sistemas ya contaminados es muy superior al ozono dada su eficacia en bajas concentraciones, y es un bactericida excepcional aún en bajas dosis.

Su elevada solubilidad en el agua, incluso a temperaturas muy elevadas, incrementa su rendimiento y disminuye los costes. El ClO2 es un desinfectante sumamente eficaz para los tratamientos y la desinfección final de agua potable. Es muy efectivo y persistente en su efecto desinfectante en tuberías de larga distribución, porqué proporciona un residuo muy duradero.

No tiene competencia en el control y prevención de películas biológicas o sarro en tuberías y tanques con agua. Es el mejor desinfectante para el control de la Legionella y organismos asociados. En laboratorio y en campo se ha comprobado que el ClO2 realmente elimina y controla la Legionella además de eliminar biopelículas, algas, amebas, hongos y moho, que son los que proveen los medios de propagación y escondites a la bacteria de la legionella.

Ofrece resultados muy positivos para la industria alimentaria en el lavado microbiológico de las botellas utilizadas para almacenar alimentos y bebidas, lavados de tipo CIP ("Cleaning in place"), pasteurizadores, refrigeradores, autoclaves, tratamiento del vapor y es idóneo para ser usado en el tratamiento del agua de lavado de frutas, verduras, tubérculos, legumbres, etc.

Amplía considerablemente el período de validez (retrasando la fecha de caducidad) de los productos alimenticios a los que se les ha aplicado, además de protegerlos contra la salmonella.

SISTEMA DE PRODUCCIÓN

 

El dióxido de cloro es un gas relativamente inestable y no puede ser comprimido, ni licuado. Por este motivo, es indispensable su producción directamente en el lugar de utilización y su disolución en agua.  Para ello existen en el mercado varios sistemas de producción de dióxido de cloro, siendo el que se obtiene a partir del clorito sódico y ácido clorhídrico el más usado en el tratamiento de las aguas dada la sencillez de su funcionamiento, la facilidad de encontrar los reactivos en el mercado y el bajo coste de los mismos.

La reacción de obtención del dióxido de cloro es 5 NaClO2 + 4 HCl = 4 ClO2 + 5 NaCl + 2 H2O

Nuestros sistemas de producción de ClO2:

       1- Con reactivos diluidos (9% de ácido clorhídrico y 7,5% de clorito sódico). Se caracterizan por tener un mínimo grado de peligrosidad, un bajo desgaste de los materiales y una mayor simplicidad del sistema.

       2- Con reactivos de concentración comercial (reactivos concentrados) (33 % de ácido clorhídrico y 25% de clorito sódico).

La elección del sistema de dosificación a utilizar, se basa principalmente en la cantidad de ClO2 necesaria y en la capacidad de producción horaria del equipo. Nos decantaríamos por los reactivos diluidos para producciones de hasta aprox. 600-700 g/h de ClO2 y para producciones mayores o con falta de espacio para su instalación, elegiríamos los reactivos en concentraciones comerciales.

 

Independientemente de las concentraciones de los reactivos utilizados, la disolución de dióxido de cloro tiene una concentración final de 20 g/l de ClO2.

NUESTROS GENERADORES

 

El dióxido de cloro es producido en solución con agua.  Los reactivos se dosifican dentro de un reactor específicamente dimensionado mediante dos bombas dosificadoras, que garantizan una perfecta estequiometría de la reacción.

De esta forma se consigue una solución con una concentración de 20 g/l. de ClO2.  El control de la  reacción se realiza mediante sensores de flujo electrónicos.  Estos sensores bloquean la producción del generador, en caso de no detectar el paso de los reactivos, enviando contemporáneamente una señal luminosa de anomalía al mando electrónico de control.

La cantidad de dióxido de cloro producida, se puede modificar en el rango  0....100% interviniendo sobre la regulación de las bombas dosificadoras con una señal procedente del medidor de caudal.

 

Dirección: Zona 1 Ciudad de Guatemala

 

comercialguatemala@ecodena.com

Teléfonos:

Oficina:  (00502) 2212 5886

Celular: (00502) 4282 8120

(00502)  5488 2305